Cómo utilizar una dirección IP falsa y ocultarte en internet

El anonimato es de suma importancia en internet. Empero, muchas personas optan por no prestar atención a esto, ignorando que la privacidad va en detrimento cada día mas.  

Te sorprendería lo que una persona malintencionada puede hacer conociendo tu dirección IP.

Es por ello que muchos internautas deciden utilizar una dirección IP falsa. Hay que aclarar algo: el término “dirección IP falsa” es mal aplicado. Lo que ocurre en realidad es que se oculta la verdadera dirección IP detrás de otra dirección IP.
Cómo utilizar una dirección IP falsa y ocultarte en internet

Esto significa que no se puede ser totalmente anónimo en internet, dado que alguna agencia especializada podría rastrear tu dirección IP. Pero en el 95% de los casos basta con enmascarar la dirección IP para gozar de anonimato.

Método 1: Usar una VPN
VPN significa red privada virtual – es mucho más simple de lo que parece. Básicamente, puedes conectar tu computadora o dispositivo a la red de otra persona y posteriormente navegar por la web a través de su red. Cualquier actividad que estés haciendo parece que viene de dicha red no de ti.

En otras palabras, cuando te conectas a una VPN, estás enmascarando tu dirección IP con una de las direcciones IP de esa red. Esto también significa que todo tu tráfico se enruta a través de esa red, esto puede tener algunas consecuencias no deseadas.

Para evitar cualquier tipo de riesgo lo más recomendable es utilizar una VPN de pago, nunca una VPN gratis sobre todo si lo que buscas es privacidad. Los servicios VPN gratuitos venden los datos de sus usuarios para compensar la gratuidad.

Lo más recomendable es usar una VPN que no guarde registros de tu navegación. Al no guardar tus datos tu dirección IP está segura, aunque la soliciten. La mayoría de VPN de pago gozan de muy buena reputación. Cifran todo el tráfico entrante y saliente de la red, evitando así que alguien como el gobierno o ciberdelincuentes husmeen en tu navegación.

Si buscas una VPN de muy buena calidad y accesible permíteme recomendarte las siguientes:

Hide My Ass  - Aprovecha un súper descuento del 50%

Cualquier servicio que elijas, solo bastará que la descargues, la ejecutes y la uses para conectarte a internet.
Las VPN son muy útiles en diversas circunstancias por lo que aunque la gran mayoría de usuarios no las utilicen, es una práctica que debería ir cambiando.


Método 2: Usar un proxy web
Un proxy web funciona de la misma manera que una VPN: te conectas al servidor proxy y a continuación todo el tráfico web fluye a través del servidor proxy. Como tal, tu dirección IP se oculta por la dirección IP del servidor proxy.
Pero hay dos diferencias principales entre proxy y VPN.

En primer lugar, los proxies web generalmente no cifran el tráfico. Incluso si tu dirección IP está enmascarada por un proxy, el tráfico en sí mismo puede ser espiado por tu ISP, el gobierno y hackers. No sólo eso, algunos sitios web todavía pueden ver tu dirección IP real a través de Flash y/o JavaScript.

En segundo lugar, algunos navegadores te permiten enrutar solo el tráfico del navegador. Para usar un proxy web debes ingresar en la configuración de tu navegador web e ingresar manualmente la dirección IP del servidor proxy. Esto permite que las aplicaciones y dispositivos fuera del navegador web, como Skype, sigan utilizando tu dirección IP real.

Puedes encontrar un proxy web gratuito usando un sitio como PremProxy o Proxy List . Usar un servidor proxy en tu país es rápido, pero usar un servidor proxy en otro país puede ser útil para evitar el contenido bloqueado por la región y agregar una pequeña capa de oscuridad extra.

Para configurar un proxy en Firefox debes seguir los siguientes pasos:

1. En el menú principal, selecciona Opciones.
2. Desplázate hasta la pestaña Avanzado y a continuación la sección Red.
3. En Conexión, has clic en Configuración...
4. Selecciona Configuración manual de proxy, luego escribe la dirección y el puerto del proxy en el campo Proxy HTTP.

Si usas Edge los pasos a seguir son:

1. En el menú principal selecciona Ajustes.
2. Desplázate hacia abajo y haz clic en Ver configuración avanzada.
3. Desplázate hacia abajo y haz clic en Abrir configuración de proxy.
4. En Configuración manual de proxy habilita Usar un servidor proxy, luego escribe la dirección y el puerto del proxy en el campo Dirección.

En Chrome, Opera y Vivaldi se hace así:

1. En el menú principal selecciona Ajustes.
2. En Red has clic en Cambiar configuración de proxy ...
3. En la pestaña Conexiones has clic en Configuración de LAN .
4. Habilita Utilizar un servidor proxy para LAN, luego escribe la dirección y el puerto del 
proxy en el campo Dirección.

Chrome, Opera, Vivaldi y otros navegadores basados ​​en Chromium no tienen una función de proxy específica del navegador integrada. En su lugar, sólo utilizan la configuración de proxy de todo el sistema.
Sin embargo, puedes utilizar una extensión como Proxy Switcher & Manager para utilizar proxies web que sólo afectan al tráfico del navegador. Además, Opera tiene una “VPN” integrada que es esencialmente un proxy web gratuito.

Método 3: Usar una red Wi-Fi pública
En lugar de enrutar el tráfico a través de la red de otra persona, puedes optar por conectarte directamente a su red y la forma es más fácil de hacerlo sería usar una red Wi-Fi pública.
Lo curioso es que esta es realmente la única manera de ocultar tu dirección IP doméstica. Cuando estás en un Wi-Fi público, no hay forma de que alguien te rastree. Y si es un hotspot popular (por ejemplo un Starbucks o un aeropuerto), tu actividad será “ocultada” por decenas de otros usuarios en cualquier momento.
Pero recuerda, ¡el Wi-Fi público tiene sus riesgos!

De forma predeterminada, la mayoría de los hotspots de Wi-Fi públicos no se cifran. Toda tu actividad mientras estás conectado puede ser vista por cualquier persona en la red (si te están espiando), esto incluye detalles de inicios de sesión para sitios web como bancos y tiendas de comercio electrónico. Los hotspots de Wi-Fi públicos también pueden propagar infecciones de malware a tu dispositivo.

Además de esto, hay varias otras formas que los hackers usan para robar tu identidad en una red Wi-Fi pública. Por lo tanto, si bien es posible que estés ocultando tu dirección IP, te estas abriendo a una serie de otros riesgos de privacidad y seguridad.
Como tal, no es realmente una alternativa viable a VPN’s y proxie’s si tu único objetivo es la privacidad. Por no decir que debes evitar las Wi-Fi públicas en su totalidad.

¿Cómo proteges tu privacidad en línea?
¿Sabes cuál es la mayor amenaza a tu privacidad en línea? La mayoría de nosotros tiende a compartir demasiada información en línea. Si estás realmente preocupado, tus primeros pasos deben ser cambiar tus malos hábitos y prestar atención a los consejos de expertos para mantener la seguridad online.

¿Para qué ocultas tu IP? ¿Qué otro método conoces para ocultarla?

0 comentarios:

Publicar un comentario